¿Por qué van las personas al cielo?

Originalmente publicado en Razon de la esperanza:

Note que yo no dije cómo llegan ellos ahí, lo que yo quiero decir es por qué han viajado ellos allá y luego regresan para decirnos todo acerca de éste. Durante las últimas décadas, las personas se han lanzado a escribir sus experiencias del cielo – y unas pocas veces, del infierno – publicado los libros más vendidos y películas que han sido éxitos de taquilla.

Por mi parte tengo muchas dudas de los libros sobre “el turismo más allá de la vida”.

downloadUn título prominente destaca El Niño que Volviódel Cielo:Un relato extraordinario de familia, fe y milagros. Se comercializa como “Una verdadera historia”. Sin embargo, en enero 2015 ese éxito de ventas fue retirado bruscamente de los estantes cuando Alex Malarkey, el “niño” de este título, públicamente anunció que la historia de su viaje era falsa. De hecho, él había tratado de obtener una audiencia para su…

Ver original 1.361 palabras más

Publicado en Anuncios | Deja un comentario

Un Santo Olvidado

Un Santo Olvidado

por Daniel Brito

Todos los años me gusta escribir algo sobre «Patricio», conocido mejor como «San Patricio», cuyo día es celebrado el 17 de marzo de cada año aquí en los Estados Unidos. Para los Evangélicos, suena como una fiesta a un santo Católico, pero Patricio no tuvo la culpa que lo «canonizaran» siglos después. Su historia es la de un hombre común, con circunstancias muy semejantes a la de José, el hijo de Jacob, en el libro de Génesis. Hay varias lecciones en esta historia para nosotros, pero la más importante es la del perdón, que tanta falta hace en muchos creyentes, y especialmente en muchos hogares.  Siga leyendo →

Publicado en Palabra Diaria | Etiquetado , , , | Deja un comentario

¿Es la sabiduría de Proverbios 8:22 una referencia a Jesucristo?

¿Es la sabiduría de Proverbios 8:22
una referencia a Jesucristo?

por Pablo Santomauro

En su librillo “¿Debería creer usted en la Trinidad?”, los Testigos de Jehová citan Proverbios 8:22 como “prueba” de que la Trinidad es una falsa doctrina. El proverbio dice:

“Jehová me poseía en el principio, ya de antiguo, antes de sus obras”.

La interpretación de la Watchtower Society dice que en contexto, la que habla es la “sabiduría” (Pr. 8:1). La palabra “sabiduría” es uno de los títulos de Jesús. ¿Cómo saben esto? Dicen ellos que 1 Corintios 1:30 así lo establece. ¿Qué dice 1 Corintios 1:30? “Mas por él estáis vosotros en Cristo Jesús, el cual nos ha sido hecho por Dios sabiduría, justificación, santificación y redención”. Siga leyendo →

Publicado en Apologética, Doctrina de la Trinidad, Pablo Santomauro, Testigos de Jehová | Etiquetado , , | Deja un comentario

“Jehová dijo a mi Señor” (Salmo 110:1) ¿Existe una diferencia cualitativa entre Adonai y Adoni?

“Jehová dijo a mi Señor” (Salmo 110:1) ¿Existe una diferencia cualitativa entre Adonai y Adoni?

por Pablo Santomauro

El grueso del material a continuación ha sido extractado, traducido y adaptado del estudio de Sam Shamoun, Examining Psalm 110:1, www.answeringislam.org/Shamoun/psalm110_1.htm

Para los cristianos, las primeras palabras del Salmo 110 presentan dos personas, una es Jehová Padre y la otra es Jehová hijo. Este es un pasaje donde prácticamente Dios llama “Dios” al Mesías. Aquellos que niegan que Jesucristo fue Dios y humano simultáneamente, y que enseñan que durante su estadía en la tierra fue solamente un hombre, aducen que el segundo personaje, a quien David llama “Señor”, no es Divino sino solamente humano. Grupos sectarios como los mesiánicos y los unitarios socinianos creen eso. Mario Olcese, un sectario sociniano dice:  Siga leyendo →

Publicado en Apologética, Doctrina de la Trinidad, Pablo Santomauro | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

La deidad de Cristo en las versiones modernas de la Biblia

Originalmente publicado en Razon de la esperanza:

Si alguien le dice que la NVI, o La Biblia de las Américas, o Dios Habla Hoy, etc., niega la deidad de Cristo, tal persona o maestro está equivocado y culpable de investigación descuidada y negligente. Es probablemente algo leído de algún sitio web sin discernimiento.

Una prueba con más discernimiento: solamente hay que buscar Juan 1:1 o Tito 2:13 para ver qué estas versiones enseñan sobre la persona del Hijo de Dios.

Ejemplos de Tito 2:13, el cual habla de Jesus quien es el gran Dios:

  • el regreso glorioso de nuestro gran Dios y Salvador Jesucristo, DHH
  • la gloria de nuestro gran Dios y Salvador Cristo Jesús, LBLA
  • la gloria de nuestro gran Dios y Salvador Cristo Jesú, NBLH
  • la gloria de nuestro gran Dios y Salvador Jesucristo, NTV
  • manifestación gloriosa de nuestro gran Dios y Salvador Jesucristo. RV 95
  • la gloria del gran Dios y Salvador nuestro Jesucristo…

Ver original 55 palabras más

Publicado en Biblia, Gary Shogren | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

El Angel de Jehová y la Trinidad

El Angel de Jehová y la Trinidad

por Pablo Santomauro

La doctrina del Angel de Jehová es fascinantemente instructiva. Es de lamentarse que poco o nada se enseña de ella en las iglesias del mundo moderno. Grandes hombres de Dios han escrito sobre la doctrina, y poco es lo que yo puedo agregar a lo ya dicho. El Dr. Ron Rhodes ha hecho un trabajo estupendo sobre el Angel de Jehová, sistematizando la doctrina en su libro “Cristo antes del Pesebre” (Christ Before the Manger, Baker, 1992). A modo de introducción, veamos algunos conceptos presentados por el Dr. Rhodes. El Angel de Jehová es un personaje que hace su aparición por primera vez en Génesis 16. Es el personaje que se le aparece a Agar, la sierva de Sara, y le dice: “Multiplicaré tanto tu descendencia, que no podrá ser contada a causa de su multitud” (Gn. 16:10). Esta promesa, ya desde un comienzo debería capturar la atención de cualquier estudiante de la Biblia. No solamente requiere el atributo de omnisciencia por parte del personaje que la pronuncia, sino que el atributo de omnipotencia también es necesario para poder cumplir la promesa. Teniendo en cuenta esto, veamos brevemente tres puntos importantes:  Siga leyendo →

Publicado en Apologética, Pablo Santomauro | Etiquetado , | Deja un comentario

LOS TESTIGOS DE JEHOVÁ Y LA RESURRECCIÓN DE LOS INJUSTOS

LOS TESTIGOS DE JEHOVÁ Y LA RESURRECCIÓN DE LOS INJUSTOS

AUTOR: Carlos Leandro Ramírez

La teología de “los Testigos de Jehová” (o The Watchtower Society en EE.UU.) enseña la muerte absoluta y eterna del alma más allá de esta vida terrenal, y que sólo las almas de los justos vivirán eternamente como recompensa de Dios, en otras palabras niegan el castigo eterno para los injustos o para los pecadores que rechazaron el plan de salvación de Dios.

La biblia nos enseña en muchos versículos de manera clara y explícita que los injustos serán resucitados para el día del juicio, esto implica una situación innecesaria: si el castigo de los injustos o pecadores es dejar de existir, ¿Para qué resucitarlos para volverlos a “aniquilar”?, de otra manera: sí estas personas al morir perpetua y absolutamente han recibido su castigo ¿Qué sentido tiene resucitarlos para volverlos a juzgar, para castigarlos con el castigo inicial?, esta contradicción tan lógica, debe encender la alarma sobre la interpretación de los T.J. que dice que la muerte eterna y absoluta del alma es el castigo eterno de los injustos. Sí, los injustos son resucitados para juicio, significa que su “estado de muerte perenne” más que innecesario, es imposible como castigo. En términos más simples: sí a un estudiante al que se le llamó la atención como castigo por su conducta, debe presentarse ante el rector al final de clases para mirar cuál será castigo, significa que la llamada de atención que recibió en clases no fue su castigo.

Sí bien un concepto innecesario no es imposible, al encontrar otra explicación a tal contradicción, la innecesaridad se convierte en imposibilidad, so pena de caer en una ambigüedad.

Por esto, y como ejemplo, al alterar una ficha en una estructura de un juego de dominó ya terminado, implica tener que re-organizar las fichas consiguientes para que tenga sentido el juego terminado (por no decir, alterado). Así mismo, cuando los T.J. alteran una enseñanza bíblica clara y explícita, tienen que recurrir a alterar muchas más enseñanzas de igual índole para que su “juego terminado” tenga sentido.

En este caso, como han alterado la enseñanza bíblica de la perpetuidad o eternidad del castigo de Dios sobre el alma injusta, encuentran un serio problema cuando vemos la ficha consiguiente que es la de la resurrección de los “castigados para volverlos a castigar”.

Varios de estos pasajes que enseñan la resurrección de justos e injustos, para vida eterna y juicio respectivamente, son Juan 5: 28-29, Hechos 24:25 y Apocalipsis 20:13, dónde la biblia enseña claramente que los que ya habían sido “castigados” serán otra vez “castigados”, lo cual representa un claro error o una contradicción para esta interpretación, ya que hace el concepto de resurrección de los injustos innecesario y por lo tanto la doctrina de “la eternidad de la inexistencia del alma de los injustos”, como errónea frente a la evidencia bíblica.

Los TJ para arreglar el problema, recurren a la explicación que serán resucitados los que creyeron a la palabra de Dios (no necesariamente están hablando de sola gratia, sola fide, sola scriptura), estos serían los llamados justos y aquellos que nunca escucharon de Dios o su palabra, quienes serían los llamados injustos; a estos últimos Dios les dará un período de vida o de prueba, de mil años para juzgar su comportamiento a ver si son dignos de vida o de condenación (muerte absoluta del alma).

Así, mantienen a flote su doctrina de la muerte absoluta del alma del injusto y de paso le encuentran una explicación coherente a la resurrección de los “injustos”, y digo injustos entre comillas, porque aquí, según los TJ, injustos no se refiere a los que no creyeron a la palabra de Dios sino a aquellos que nunca la escucharon.

La única “evidencia” que tendrían los TJ para sostener esta doctrina (Que Dios resucitará solo a los creyentes y a los que no tuvieron la oportunidad de no creer porque nunca escucharon, mientras que los que escucharon o tuvieron la oportunidad y no creyeron no serán resucitados porque sería innecesario ya que estarían ya en su castigo: la muerte absoluta del alma) se amparan única y exclusivamente en lo que dice Juan 5:28,29; perdón, en su traducción sobre Juan 5:28,29. Recordemos que no se hace doctrina de un solo versículo exclusivamente (hermenéutica).

Los TJ basan su creencia en su propia traducción, la cual se basa en su propia creencia. Según la Traducción del Nuevo Mundo (TNM), versión de la biblia de los T.J. el pasaje dice:

“No se maravillen de esto, porque viene la hora en que todos los que están en las tumbas conmemorativas oirán su voz y saldrán, los que hicieron cosas buenas a una resurrección de vida, los que practicaron cosas viles a una resurrección de juicio.”

Hemos resaltado “tumbas conmemorativas” para enfatizar el intento de los T.J. por hacer que la biblia diga lo que ellos ya creen antes de leerla, normalmente recurro al griego para tratar estos asuntos de traducción, pero de eso usted puede investigar material en la internet, la cual encontrará en cantidades astronómicas, lo errado, inconveniente y contradictorio de esta traducción, así que tratemos el asunto por otro lado: el teológico.

¿Los injustos (Hechos 24:15) o viles (Juan 5:29) se refiere a los que nunca escucharon o conocieron de Dios o se refiere a los que habiendo conocido a Dios por su revelación no le obedecieron?

En el mismo pasaje de Juan 5 Jesús mismo explica quiénes son estos “injustos” o “viles”, veamos:

Porque así como el Padre levanta a los muertos y los vivifica, así el Hijo también vivifica a los que él quiere. Porque el Padre no juzga a nadie, sino que ha encargado todo el juicio al Hijo, para que todos honren al Hijo así como honran al Padre. El que no honra al Hijo no honra al Padre que lo envió. Muy verdaderamente les digo: El que oye mi palabra y cree al que me envió tiene vida eterna, y no entra en juicio, sino que ha pasado de la muerte a la vida.” Juan 5:21-24 TNM

En términos simples, Jesús está diciendo que Dios le ha relegado el rol de juzgar, que Dios ha dado vida al hijo, y que este Hijo es él (Jesús), así que hay que escucharle para no ir al juicio; por lógica va al juicio aquél que no escuchó al hijo, o sea, que no escucha (acepta/obedece) a Jesús: Sea en el A.T. a través de los profetas, sea en el período que Jesús estuvo aquí en la tierra a través de sí mismo y sus apóstoles o sea en el tiempo posterior a su resurrección y envío de sus apóstoles a todas sus naciones, testimonio que nos llega a través de la escritura por los siglos de los siglos.

Vemos pues, que Jesús deja fuera de toda duda razonable, descartada la posibilidad de que los injustos o viles que van para juicio, a los que se refiere en el mismo pasaje, sean aquellos que nunca escucharon de la palabra de Dios; antes, deja muy claro y exhorta a aquellos hombres (los fariseos que lo estaban escuchando) que estos injustos o viles, son aquellos que habiendo tenido conocimiento de Dios (a través del hijo en cualquier época, como ya dijimos) y no obedecieron; no los que nunca escucharon de Dios, como pretender imponer los TJ.

Sí aún no le convence esta exposición de Jesús advirtiendo que el que no le escucha será resucitado para Juicio o condenación, veamos más del mismo pasaje que nos ilustra de aquel monólogo de Jesucristo:

“No piensen que yo los acusaré ante el Padre; hay quien los acusa, Moisés, en quien ustedes han puesto su esperanza. En realidad, si creyeran a Moisés, me creerían a mí, porque aquel escribió de mí. Pero si no creen los escritos de aquel, ¿cómo creerán mis dichos?” Juan 5:45 – 46 (TNM)

El mismo Cristo está diciendo que el Juicio ya está resuelto sobre estas personas (“Hay quien los acusa…no creen los escritos de aquel”), porque no creyeron. Aquí, otra vez Jesús, al describir como los “injustos” en el día del juicio a estos que no quieren creer a su mensaje como enviado del padre, elimina la posibilidad que la interpretación de los TJ sobre la resurrección de justos e injustos, se refiera a los obedientes y a los ignorantes.

En conclusión, el hecho que Dios tenga que resucitar a lo que perdidos que ya estaban muertos, implica, necesariamente, que esta muerte que ya habían sufrido, no fuese su castigo y por lo tanto, no sea cierto que el alma muere absolutamente y para siempre.

Para finalizar, si bien la salvación no es por conocimiento teológico, una doctrina que se extravía de camino tan frecuentemente, en lo que tiene que ver a la verdad, deja serias dudas sobre su capacidad para permanecer como un siervo bueno y fiel que provee el alimento necesario para los obreros del señor. Por cierto, Hebreos 3 y 4, claramente habla de los que escucharon y no obedecieron como aquellos para los cuales viene la ira o juicio.

Dios les bendiga,

Carlos Leandro Ramírez.

*Carlos Leandro Ramírez es un colaborador de este blog.

Publicado en Carlos Leandro Ramírez, Testigos de Jehová | Etiquetado , , , , , , , , | 3 comentarios