La Trinidad en Isaías 48:16

La Trinidad en Isaías 48:16 
y la refutación modalista

Por Pablo Santomauro

Cada vez que los pentecostales unicitarios proceden a refutar los argumentos trinitarios, quedan atrapados en las arenas movedizas de sus propios razonamientos. Tal es el caso con Isaías 48:16, verso éste que menciona a las tres personas de la Deidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo:

“Acercaos a mí, oíd esto: desde el principio no hablé en secreto; desde que eso se hizo, allí estaba yo; y ahora me envió Jehová el Señor, y su Espíritu”. (Is. 48:16)

La teología ortodoxa siempre ha visto aquí tres personas claramente definidas, el que envía (Jehová el Señor), y los enviados (Hijo y Espíritu). Pero antes de analizar el verso en contexto, pasemos a leer la interpretación de los modalistas representada aquí por el autor unicitario de Colombia, Julio César Clavijo:  Siga leyendo →

Publicado en Apologética, Pablo Santomauro | Etiquetado , | Deja un comentario

¿Enseña 1 Corintios 8:6 que Jesucristo no es Dios?

¿Enseña 1 Corintios 8:6 que Jesucristo no es Dios?

por Pablo Santomauro

Sectas antitrinitarias como los Testigos de Jehová, los Cristadelfianos, los unitarios y otras, utilizan este verso para indicar que solamente el Padre es Dios, y Jesucristo, por ende, no lo es. Veamos lo que escribe un Unitario-Sociniano al respecto:

Pero, ¿realmente concuerdan Cristo y sus apóstoles con los concilios del siglo IV?  Siga leyendo →

Publicado en Apologética, Doctrina de la Trinidad, Pablo Santomauro, unitarios | Etiquetado | Deja un comentario

El buen ejemplo de dos mujeres

El buen ejemplo de dos mujeres

Por Daniel Brito

En este país estamos celebrando el tiempo del día de las madres, un día que es más especial para los hijos(as) que el día de los padres, algo que siempre notamos en la iglesia el día de las madres, y luego en el día de los padres. La diferencia es bien grande.

Nuestra sociedad ha estado cambiando el significado de lo que el «matrimonio» es con la legalización del matrimonio entre personas del mismo sexo. También nuestra sociedad ha cambiado la importancia de lo que es ser una MADRE. Eso lo hemos visto en la condición de nuestra sociedad, ya que es en el hogar donde los hijos(as) aprenden los valores necesarios para llevar una vida en OBEDIENCIA a la Palabra de Dios. Eso nos hace pensar sobre lo que las Sagradas Escrituras dicen sobre las madres, ya que todos podemos estar de acuerdo que ellas desempeñan un papel que solamente ellas pueden hacer. Solamente las mujeres pueden quedar embarazadas y dar a luz. Solamente las mujeres tienen esa unión especial que sigue con el bebé y la mamá después de haber nacido, que en realidad dura para toda la vida.

El siguiente relato encontrado en el libro de Éxodo, lo he usado en otras ocasiones por el valor tan grande que tiene como lección para nosotros en estos días donde la cultura secular de muerte, quiere imponer sus ideas al pueblo de Dios.

La historia es una de valor por parte de dos mujeres que tuvieron que enfrentarse a la cultura de muerte que el Faraón de aquel tiempo quería imponer. Moisés, el autor del libro de Éxodo, menciona el nombre de ellas, Sifrá y Fuvá, pero no menciona el nombre del Faraón, ni el de los magos egipcios, ni el de los ancianos Israelitas.

Había dos parteras hebreas, llamadas Sifrá y Fuvá, a las que el rey de Egipto ordenó:
16 —Cuando ayuden a las hebreas en sus partos, fíjense en el sexo: si es niño, mátenlo; pero si es niña, déjenla con vida. 17 Sin embargo, las parteras temían a Dios, así que no siguieron las órdenes del rey de Egipto sino que dejaron con vida a los varones.18 Entonces el rey de Egipto mandó llamar a las parteras, y les preguntó: —¿Por qué han hecho esto? ¿Por qué han dejado con vida a los varones? 19 Las parteras respondieron: —Resulta que las hebreas no son como las egipcias, sino que están llenas de vida y dan a luz antes de que lleguemos. 20 De este modo los israelitas se hicieron más fuertes y más numerosos. Además, Dios trató muy bien a las parteras21 y, por haberse mostrado temerosas de Dios, les concedió tener muchos hijos.” (Éxodo 1:15-22).

El hecho que eran dos, no quiere decir que ellas eran las únicas parteras para todas las Israelitas. Seguramente que eran las dirigentes o representantes de todas las parteras. La razón por qué Faraón les reclamara por qué no habían obedecido, era porque seguramente que él estaba acostumbrado a ser obedecido por causa del miedo, y pensaba que ellas por miedo obedecerían. Y si no lo hicieran por miedo, seguramente que Faraón también pensó que una buena recompensa haría que ellas obedecieran a la orden de asesinar a los niños varones. Es increíble lo que el ser humano es capaz de hacer por dinero.

Porque el amor al dinero es la raíz de toda clase de males. Por codiciarlo, algunos se han desviado de la fe y se han causado muchísimos sinsabores.” (1 Timoteo 6:10).

Pero la corrupción no tuvo efecto en ellas porque temieron a DIOS. He ahí la parte importante del Texto Sagrado sobre esta historia. Ellas TEMIERON a DIOS. Noten que al no obedecer la orden de Faraón, estaban arriesgando sus vidas. ¿Por qué lo hicieron? Porque temieron a Dios. Es por eso que el nombre de ellas es mencionado por Moisés, para que Israel y todo gentil recordaran a estas mujeres, y las honraran, y siguieran el ejemplo de ellas. ¿Cuántos miles de niños no perecieron por la obediencia de estas mujeres? Estas mujeres no solamente arriesgaron sus vidas para salvar a miles de bebés que no habían nacido todavía, sino que seguramente que perdieron la recompensa financiera que hubieran recibido de Faraón; y eso porque TEMÍAN a Dios.

Parece ser que Sifrá y Fuvá eran estériles, pero Dios las recompensó con muchos hijos; todo lo contrario a lo que Faraón había planeado para todos los Israelitas. No sabemos nada sobre si fueron buenas madres o no, pero en vista que JEHOVÁ DIOS las recompensó con MUCHOS hijos, nos muestra algo, y es que Dios no les iba a dar muchos hijos a mujeres malas, y algo clave en esas mujeres que dice mucho si fueron buenas madres o no, es que TEMÍAN A JEHOVÁ. El Salmo 111:10 dice: “El principio de la sabiduría es el temor del Señor….” Así que una mujer que TEME al SEÑOR, es una mujer llena de SABIDURÍA, y va a saber criar a sus hijos en el TEMOR DEL SEÑOR.

Esta historia me hace recordar a una hermana joven de la iglesia que hace ya algunos años, estaba teniendo un embarazo que la había dejado muy delicada de salud. Habiendo contraído una infección, los médicos le dijeron que no tenía suficiente tiempo «la bebé» para nacer, en realidad no recuerdo el tiempo pero creo que era un poco menos de seis meses. En otras palabras, todavía faltaban unas dos semanas según los médicos para que «la bebé» tuviera oportunidad de sobrevivir si le hacían cesárea. Pero la infección según los médicos iba a terminar con la vida de la madre si esperaba las dos semanas que faltaban. La joven madre dijo que no, que ella iba a esperar para que su bebé pudiera sobrevivir, y lo hizo, y la bebé muy bien pudiera llamarse «milagros», porque ella es un milagro. La joven madre arriesgó su vida para salvar la vida de su bebé.

En realidad, ese deseo de proteger a sus hijos(as) es puesto por Dios en la mujer. Tristemente, nuestra sociedad está viviendo una cultura de egoísmo, donde todo es lo que mejor le conviene a la mujer y al hombre, y si la madre quiere abortar, el gobierno dice que ella tiene el derecho de decidir si quiere que viva o que muera el bebé. Qué distinto a la historia de Fuvá, Sifrá y de esta joven madre que acabo de mencionar. Ellas arriesgaron sus vidas para proteger las vidas de los que todavía no han nacido, pero están vivos en el vientre de sus madres. Eso dice mucho de esas mujeres.

Billy Graham cuenta que alguien le pregunta a su esposa Ruth, como ella había criado a sus cinco hijos, y sin ella pensarlo mucho, le respondió, «De rodillas». Así como esas mujeres, nuestra sociedad necesita mujeres que TEMEN AL SEÑOR y saben criar sus hijos(as) en el TEMOR DEL SEÑOR.

Que Dios les bendiga.

*Todo Texto Bíblico sin otra indicación, ha sido tomado de la Santa Biblia, Nueva Versión Internacional.

Publicado en Palabra Diaria | Etiquetado , , , , | 1 comentario

El fraude de las citas de los anti-trinitarios

El fraude de las citas de los anti-trinitarios

Ejemplos de un artículo del apologista sectario Mario Olcese

Por Pablo Santomauro

Nunca subestimemos la capacidad de un antitrinitario para mentir. Los enemigos de la Trinidad de toda gama, arrianos, liberales, unitarios universalistas, unitarios socinianos, apologistas del islam, etc., pueden llegar a exhibir un lamentable grado de deshonestidad en el terreno de los argumentos. Esta falta de integridad se hace especialmente notoria cuando citan a diversos autores para poner peso a sus posiciones teológicas. En muchos casos las citas son recortadas y presentadas en forma aislada de su contexto, para que de ese modo se extraiga una conclusión opuesta a lo que el autor intentó decir. En otras ocasiones el arte del engaño alcanza su clímax cuando de una frase se corta el comienzo, el final, o alguna(s) palabra(s) en medio para darle a la frase un sesgo antitrinitario, a pesar de haber sido escrita por un autor trinitario. En algunas instancias la cita es impecablemente exacta, pero no le hacen saber al lector que el autor es de la misma persuasión teológica que ellos, o en su defecto, comparte con ellos su fobia por la doctrina de la Trinidad. Otras veces presentan la cita en forma exacta y sin ocultar su procedencia, es decir, los autores son de su mismo grupo o afiliación. Ridículamente, parecen no darse cuenta que la cita no tienen ningún valor argumentativo porque es igual que citarse a sí mismos.  Siga leyendo →

Publicado en Apologética, Pablo Santomauro, unitarios | Etiquetado , | 2 comentarios

Israel no ha sido descartada por Dios (Romanos 11:1.12

Originalmente publicado en La gracia de Dios:

'Grenada (also known as “The Island of Spice”) is one of the smallest countries in the world at only 132.8 square miles. #FunFactFebruary #KateandMack'

Es incredible que algunos creyentes hayan descartado a Israel como pueblo de Dios. Quizas ustedes no lo sepan, pero a pesar que está tan claro en este capítulo de la epístola a los Romanos que lo que ha pasado es solo temporal, muchos no lo entienden así.

Veamos verso por verso lo que la Palabra de Dios dice en este pasaje.

Romanos 11:1-12

Vs. 1 “¿Que digo entonces? Dios no ha rechazado a su pueblo ¿verdad? ¡Nunca tal suceda! (Muera ese pensamiento). Porque también yo soy Israelita, descendiente de Abraham, de la tribu de Benjamin.

Pregunta: ¿Está Pablo hablando de judíos o de gentiles en este verso? Menciona a Abraham y dice ser de la tribu de Benjamin. Se autodenomina “Israelita”. Por tanto, todo esto deja claro que está hablando de judíos ¿no?

Vs. 2 Dios no ha rechazado a Su gente a la cual conoció. ¿O no sabes lo…

Ver original 475 palabras más

Publicado en Anuncios | Deja un comentario

JUAN 6:44 Y LA ATRACCIÓN DEL PADRE

JUAN 6:44 Y LA ATRACCIÓN DEL PADRE

Por Carlos Leandro Ramírez

Unos de los versículos que más resaltan (o ha sido resaltado) con respecto a la doctrina de la salvación es precisamente este Juan 6:44 “Ninguno puede venir a mí, si el Padre que me envió no le trajere; y yo le resucitaré en el día postrero.” Este versículo da a entender, así, a primera vista, que Cristo está afirmando que nadie puede venir a él sin la previa intervención del Padre, o sea, ninguna persona puede venir a Jesús por iniciativa o causa propia a menos que Dios el Padre obre en esa persona a llevarla a Jesús.

Los cristianos que ven esto en el texto, es porque en realidad, como la gran mayoría de todos nosotros los cristianos, hemos o han leído algún libro, folleto, artículo o predicación sobre el tema de la salvación donde dicho versículo es citado para apoyar la idea que los hombres no pueden venir a la salvación a menos que Dios se mueva a hacerlos buscar la salvación, esto ocurre inevitablemente porque necesitamos aprender los fundamentos básicos de nuestra fe, aquí es cuando recurrimos a dicho material y cuando ya hemos avanzados, damos por hecho que estas enseñanzas básicas no deben ser revisadas a la luz de lo que el texto bíblico nos va mostrando cuando profundizamos en él, y en vez de eso, pasamos a acomodar el “texto bíblico profundo” en lo que ya previamente nos han enseñado los hombres, o en lo “básico” que nos han enseñado, porque es más fácil remodelar el viejo edificio que ya no cumple con las especificaciones requeridas, que construir uno nuevo derribando el antiguo, para satisfacer las nuevas demandas.

Pero lo cierto es que dicha idea (o interpretación) es un prejuicio, las personas simplemente aceptan que el texto quiere decir esto: “todos los que vienen/aceptan a Jesús, es debido a que Dios el Padre los condujo (incitó, coerció, manipuló) a hacerlo” sin más.

No haré más preámbulos para el punto de este artículo, simplemente iré al grano. El Texto no dice lo que nos han enseñado tradicionalmente que dice, por favor, si el lector es paciente conmigo, le haré un bosquejo de lo que realmente dice el texto:

– Nadie viene a Jesús, si el Padre no le resulta atractivo (deseable).

– El Padre resulta deseable para algunos porque el Padre ha sido “gustado” por algunos.

– Estos algunos gustaron de Dios cuando él habló por los profetas (o por lo que habló por los profetas).

– Jesús es el Padre hablando en forma directa (no confundir con unicidad/unicitarismo)

– Por eso quienes gustaron del Padre cuando habló por los profetas(o por lo que habló por los profetas) inevitablemente vienen a Jesucristo.

– Quien no gustó del Padre cuando habló por los profetas, muchos menos, o, es imposible que venga a Jesucristo.

– Los que mandó el Padre que Jesús buscara (“todo[s] lo[s] que me diere” v. 39), son aquellos que gustaron del Padre por los profetas: el Padre ya ha determinado que en esos la salvación de Jesús es efectiva. La narración es descriptiva, no prescriptiva.

No haré una apología más extensa para esta interpretación del pasaje, creo que, si el lector es sincero en la búsqueda de la verdad, le será suficiente la mera comprensión de lectura y en este orden, le pido por favor, lea el bosquejo expuesto por este servidor y analice si encaja con el monologo de Jesucristo en el pasaje que va desde Juan 6:30 hasta el 6:65. Sí el lector no es una persona de mente abierta y que busca sinceramente conocer más, entonces creo, que explicaciones “con plastilina”, argumentos y refutaciones sobran. Y no es una exposición ad hominen, simplemente considero que el texto bíblico (sin prejuicios) es claro.

Lo único exegético que añadiré al artículo, tiene que ver con la primera afirmación del bosquejo, ya que es la que veo, necesita una justificación de esta interpretación “si el Padre no le trajere”, que es lo que dice la Reina Valera, por “si el Padre no le resulta atractivo (desable)”:

La palabra mal traducida en la versión Reina Valera como “trajere”, en griego es elko, observemos lo que dice el Diccionario Expositivo de Palabras de Nuevo Testamento Vine:

(ἕλκω, G1670) , atraer. Se diferencia de suro (véase Nº 6) de la forma en que atraer se diferencia de un arrastrar violento. Se usa de sacar una red (Jua_21:6, Jua_21:11; cf. el Nº 6 en v. 8); Trench señala, «en los vv. 6 y 11 se utiliza elko ; porque allí se significa atraer la red hasta cierto punto; por los discípulos a sí mismos en el barco, por Pedro a sí mismo sobre la orilla. Pero en el v. 8 elko cede su lugar a suro porque no se significa aquí otra cosa que el arrastre de la red, que había sido atada al barco, y siguiéndole por el agua» (Synonyms ,¶xxi).

Este significado menos violento, generalmente presente en elko , pero siempre ausente en suro, se ve en la utilización metafórica de elko , para significar la atracción por el poder interno, por impulso divino (Jua_6:44 ; Jua_12:32). Así en la lxx (p.ej., Can_1:4 , y Jer_31:3 , «con amor te he atraído»). Se usa de una acción más vigorosa, de sacar una espada (Jua_18:10); de arrastrar a personas de o a un lugar (Hec_16:19 ; Hec_21:30); y así también en Stg_2:6 , «arrastrar». Véanse ATRAER, DESENVAINAR, SACAR, TRAER.¶ (Énfasis nuestro.)

Vemos pues, que el prejuicio teológico es tan fuerte, que el autor del diccionario tiene que tratar de encajar estas atracciones pasiva y activa, respectivamente; con la idea de la “coerción de Dios sobre el hombre”, aun cuando el mismo autor describe la diferencia de estas dos tipos de atracciones como la que hay o existe cuando uno es atraído por amor: el amor si bien es inducido, es causa propia del enamorado y no del que enamora.

En resumen Dios atrae enamorando, no “obligando” o manipulando la libertad o decisiones de las personas. O sea, Dios no trae las personas, sino que las atrae en el mismo sentido que el olor de pan no me trae a la panadería, sino que me atrae hacia la panadería.

Ahora, la estocada final a esa interpretación burda (a mi parecer), es el hecho que una revisadita a la morfología del griego, nos dice que la atracción a las personas es hacia el Padre, no hacía Jesús; en otras palabras el texto no dice quiere decir “las personas vienen a mí (Jesús) porque el Padre las trae a mí” sino “las personas vienen a mí (Jesús) porque el Padre las trae a él”, esta última frase sería la correcta si miramos la morfología del griego, aunque tiene una contradicción, a menos que usted sea unicitario, y es que al final ¿las personas son traídas a Jesús o al Padre?, pero no las dos a la vez (considerando que la idea de atracción, o tracción más bien, es excluyente para este caso, ya que en otros casos recibir a Jesús es recibir al padre; no voy a profundizar este tema: por qué aquí sí es excluyente la identidad del objeto de la atracción mientras que en otros casos no; bueno no seré malito, lo aclararé un poquito: porque aquí el mecanismo de la “atracción” es la autoría de la revelación, y el autor de lo revelado es el Padre: Jesús, el hijo, la segunda persona de la trinidad o el Jehová revelado del A.T. es el medio, y en este sentido no se puede ser el medio y el autor a la vez, es por esto que aquí sí son excluyentes las identidades del sujeto pasivo de esa atracción)*, es por eso que debemos considerar que al revisar también la semántica (como ya lo hicimos) de la palabra traducida como “traer”, el mejor sentido sería “las personas vienen a mí, por la atracción que sienten por el Padre (que ya se les ha revelado por los profetas del A.T., les ha gustado y yo soy la mejor o máxima revelación de él)”.

Ya me imagino las hordas de calvinistas saliendo a comentar que la salvación es un asunto de la soberanía de Dios, que el hombre solo es responsable por condenarse, etc. etc.

Bueno, para no convertir este blog de bendición en una trinchera devastada por la guerra, les dejo dicho que no he refutado el calvinismo en este artículo (ni con esto quiero decir que estoy reconociendo que este sea bíblico), simplemente he demostrado que el versículo como tal, no dice lo que tradicionalmente nos han inducido que dice.

El que tiene ojos para leer, que lea.

Dios les bendiga.

Carlos Leandro Ramírez

* Me vi tentado a omitir el contenido de este paréntesis debido a que los hispanohablantes no nos caracterizamos mucho por la comprensión de lectura, pero no quise perjudicar a los que se esfuerzan y/o han profundizado ya, por beneficiar o no estorbar a los que apenas comienzan a estudiar doctrina bíblica.

**Carlos Leandro Ramírez es un colaborador de este blog.

Publicado en Apologética, Carlos Leandro Ramírez | Etiquetado , , | 7 comentarios

La Semana Mayor y el desinterés de los fieles

La Semana Mayor y el desinterés de los fieles

Por Daniel Brito

Hace unos años que escribí sobre el desinterés moderno de los Cristianos durante Semana Santa, después de haber leído en otro blog el artículo de un pastor Nazareno expresando el mismo desinterés en los fieles. Él preguntaba por qué entre los Evangélicos no había interés por sermones de la muerte y Resurrección de JESÚS. Su respuesta es que los pastores Evangélicos no quieren ser como los Católicos, y de ahí el desinterés.  Siga leyendo →

Publicado en Palabra Diaria | Etiquetado , | Deja un comentario