El Cristiano y la muerte

El Cristiano y la muerte

por Daniel Brito

TEXTO: Hebreos 9:27

«Y así como está establecido que los seres *humanos mueran una sola vez, y después venga el juicio»

  1. ¿Qué ocurre después de la muerte? Esta es la gran pregunta que define el PLAN DE DIOS para el ser humano. Toda religión dice algo sobre el más allá, pero solamente la Biblia nos muestra de una manera clara qué es lo que ocurre después de la muerte.

    1. La persona está consiente después de la muerte.

      1. Eso lo vemos en la historia del Rico y Lázaro. Muchos dicen que es una Parábola, pero aunque lo fuera, las Parábolas eran ilustradas por el SEÑOR JESÚS para enseñar una verdad (Lucas 16:19-23).

      1. En la Transfiguración, Moisés y Elías no estaban durmiendo ni fueron despertados de un sueño, ni tampoco «recreados» en una resurrección especial (Mateo 17:1-3; Marcos 9:2).

      1. En la Cruz del Calvario, el SEÑOR JESÚS le dice al malhechor penitente: «HOY ESTARÁS CONMIGO EN EL PARAÍSO» (Lucas 23:43).

    1. Los grupos sectarios que creen en el «sueño del alma», más bien consideran que el alma de la persona es «mortal» y muere junto con el cuerpo y el espíritu, esperando la resurrección de los muertos para así ser recreados en su totalidad.

      1. Es importante notar que esa creencia no solamente es FALSA y HERÉTICA, sino que es totalmente anti-bíblica, ya que el mismo SEÑOR JESUCRISTO dijo que DIOS es un DIOS de VIVOS y no de MUERTOS (Mateo 22:32).

  1. El estadio intermedio (Lucas 16:19-31). Conocido en el Antiguo Testamento como el Seol, y en el Nuevo Testamento como el Hades, pero ambos significan el lugar de los muertos.

    1. Los judíos antiguos creían que el lugar de castigo se encontraba en algún lugar dentro de la tierra (Números 16:20-40).

    1. Pero como ya hemos mencionado, algunos grupos sectarios enseñan lo que se conoce como el sueño del alma, y otros que los malos son aniquilados; pero el Texto Sagrado nos muestra que el hombre/mujer no deja de existir al morir físicamente, ni tampoco está inconsciente o «durmiendo», sino que está CONSCIENTE como ya hemos aclarado en el punto anterior.

    1. El lugar de espera se divide en dos partes:

      1. Para el creyente, el Cielo (antes el Seno de Abraham).

      1. Para el impío el infierno.

    1. El destino futuro de los incrédulos.

      1. El destino futuro de los que rechazan en creer que JESÚS es el Hijo de Dios (Juan 8:24).

      1. Los que han hecho mal (Juan 5:28,29).

    1. El destino futuro de los desobedientes (Romanos 2:5-9).

    1. El destino futuro de los que no conocen a Dios y no obedecen el Evangelio (2 Tesalonicenses 1:8,9).

    1. El destino futuro de los que no son encontrados en el libro de la vida (Apocalipsis 20:15).

    1. El destino futuro de los cobardes, e incrédulos (Apocalipsis 21:8).

  1. El destino futuro del creyente.

    1. El que hace la voluntad de Dios, vive para siempre (Juan 2:17).

    1. El que cree en Jesucristo, nunca morirá. (Juan 11:25-26).

    1. Cuando el creyente sale de su cuerpo al morir, va a estar directamente con Cristo. Podemos llamarle a eso un salto de lo mortal a lo inmortal.

      1. Ausente de su cuerpo, presente con El Señor (2 Corintios 5:6-8).

    1. PREGUNTA: ¿Qué quiere decir dormir? Esto es una muerte física pasajera. En otras palabras, se está refiriendo al «cuerpo» físico del ser humano. El alma del creyente no muere; muerte es separación con Dios.

Que DIOS les bendiga.

http://pastordanielbrito.wordpress.com/2013/04/11/la-esperanza-del-creyente-2/

Publicado en Doctrina del más allá | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

¿Es la muerte un estado de absoluta inconsciencia?

¿Es la muerte un estado de absoluta inconsciencia?

Por Pablo Santomauro

La iglesia donde me congrego enseña que entre la muerte y la resurrección no somos conscientes de nada. Dicen que pasajes como Salmos 6:5; 88:10,11; 115:15; Ec. 9:5,10, etc. muestran claramente que los muertos están en un estado de insconsciencia donde no son capaces de saber, hacer o decir nada. ¿Cuál es su opinión? Gracias. Siga leyendo pulsando aquí →

Publicado en Apologética, Doctrina, Pablo Santomauro | Etiquetado , , | Deja un comentario

La deidad de Cristo en las versiones modernas de la Biblia

Originalmente publicado en Razon de la esperanza:

Si alguien le dice que la NVI, o La Biblia de las Américas, o Dios Habla Hoy, etc., niega la deidad de Cristo, tal persona o maestro está equivocado y culpable de investigación descuidada y negligente. Es probablemente algo leído de algún sitio web sin discernimiento.

Una prueba con más discernimiento: solamente hay que buscar Juan 1:1 o Tito 2:13 para ver qué estas versiones enseñan sobre la persona del Hijo de Dios.

Ejemplos de Tito 2:13, el cual habla de Jesus quien es el gran Dios:

  • el regreso glorioso de nuestro gran Dios y Salvador Jesucristo, DHH
  • la gloria de nuestro gran Dios y Salvador Cristo Jesús, LBLA
  • la gloria de nuestro gran Dios y Salvador Cristo Jesú, NBLH
  • la gloria de nuestro gran Dios y Salvador Jesucristo, NTV
  • manifestación gloriosa de nuestro gran Dios y Salvador Jesucristo. RV 95
  • la gloria del gran Dios y Salvador nuestro Jesucristo…

Ver original 55 palabras más

Publicado en Anuncios | Deja un comentario

Más objeciones sobre la Biblia

Más objeciones sobre la Biblia

Por Pablo Santomauro

 

Estimado hermano:

Mientras evangelizaba en una zona de mi ciudad tuve la oportunidad de dialogar con un señor que me planteó dos objeciones que en realidad me fueron difíciles de responder. Paso a enumerarlas:

 

1) Debido a que el hombre es imperfecto, es imposible para él arribar a una interpretación correcta de la Biblia. Por consiguiente, nadie puede estar seguro de entender la Biblia correctamente.

2) El Canon de la Biblia fue formado arbitrariamente por la Iglesia, y muchos otros libros fueron dejados de lado.  Siga leyendo pulsando aquí →

Publicado en Apologética, Biblia, Pablo Santomauro | Etiquetado , | Deja un comentario

La verdad no puedo entender la Revelación de la unicidad de Dios

La verdad no puedo entender la Revelación de la unicidad de Dios

por Carlos Leandro Ramírez

Los unicitarios se la pasan por Internet publicando conversaciones, donde piensan que refutar a un cristiano trinitario poco o nada preparado en la doctrina, es lo mismo que refutar la doctrina de la trinidad. No hay citas ni referencia de autores o apologistas trinitarios indicando que lo que están refutando sea la enseñanza prístina de la trinidad.

Aquí voy a citar a un tal Mike F. Blume, artículo muy popular traducido al español y muy publicado en la red. No lo voy a citar completo, porque hay unos argumentos, que todos sabrán no son repasados. Resaltaré cosas importantes del mismo.

Voy a citar mi respuesta en azul.

El artículo se titula:

El Dogma de la Trinidad no Puede Refutar el Punto de Vista de la Unicidad  Sigue leyendo →

Publicado en Apologética, Carlos Leandro Ramírez, unicitarios | Etiquetado , , , | 2 comentarios

Victoria Osteen: ‘Haz el bien para ti mismo, eso hace feliz a Dios’

Victoria Osteen: ‘Haz el bien para ti mismo, eso hace feliz a Dios’

AUTOR: Will Graham

 

El último vídeo en internet de la pastora de la Iglesia carismática más grande de los EEUU, Victoria Osteen, está provocando un revuelo en el mundo evangélico estadounidense.

La semana pasada Victoria –esposa del conocido pastor Joel Osteen- se dirigió a su congregación de 43.500 personas en la Iglesia de Lakewood (Houston, Texas) con el siguiente mensaje: “Sólo quiero animaros para que os deis cuenta de que cuando estamos obedeciendo a Dios, no lo estamos haciendo para Él… lo estamos haciendo para nosotros mismos porque Dios se goza cuando estamos felices… Nada le da a Dios tanta alegría que esto”.

Continuó diciendo la pastora: “Así que, esta mañana, quiero que sepas esto: haz el bien para ti mismo. Haz el bien porque Dios quiere que seas feliz…. Cuando vienes a la Iglesia, cuando le adoras, en realidad no lo estás haciendo para Dios. Lo estás haciendo para ti mismo porque eso es lo que le hace feliz a Dios. ¿Amén?”

MOHLER REACCIONA

En cuestión de seis días cerca de 1.5 millones de usuarios han visto  una de las versiones del vídeo en Youtube, el cual ha desatado una ola de críticas en las redes sociales. Tal vez la voz más prominente ha sido la del respetado líder evangélico Al Mohler Jr., presidente de The Southern Baptist Theological Seminary [Seminario Teológico de los Bautistas del Sur].

En su blog diario, Mohler reaccionó contra el mensaje de la pastora Osteen aseverando que el evangelio de Lakewood no trata un evangelio bíblico, sino más bien de una distorsión conocida como el evangelio de la prosperidad. “La teología de prosperidad –opina Mohler- es un evangelio falso. El problema con la teología de la prosperidad no es que prometa demasiado, sino que aspira a tan poco. Lo que Dios nos ha prometido en Cristo es muchísimo más valioso que cualquier riqueza terrenal. Los creyentes no tenemos promesas de prosperidad material ni el don de la salud”.

El teólogo bautista citó la cantidad de creyentes pobres que hay en el mundo y condenó la falta de contenido en los sermones de los Osteen puesto que se centran más bien en la felicidad del hombre que en su salvación y las verdades centrales del Nuevo Testamento.

“¿Cómo puede el pecador ser salvo –razona Mohler- sin recibir una clara presentación del pecado, la redención, la cruz, la tumba vacía, y los llamados a la fe y al arrepentimiento?”.

 

Autores: Will Graham

Editado por: Protestante Digital 2014

 

Creative Commons License

*Este artículo ha sido todamo de PROTESTANTE DIGITAL.

 

Publicado en Protestante Digital, Will Graham | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

La misión de la iglesia de la prosperidad

La misión de la iglesia de la prosperidad

AUTOR: Will Graham

Dado que las Iglesias de la prosperidad rechazan la enfermedad, la pobreza y la escasez y la tachan de ‘falta de fe’, una culpabilidad impregna a los hermanos que sufren.

22 DE MARZO DE 2014

La semana pasada vimos cómo el Evangelio de la prosperidad está distorsionando las doctrinas bíblicas de Dios y de Cristo. Hoy queremos examinar cómo dicho movimiento está modificando la eclesiología (doctrina de la Iglesia) y la misiología (doctrina de las misiones).

Si queremos defender a nuestras congregaciones de la avalancha de falsa doctrina que se acerca a España, nos resulta necesario volver a indagar en las Escrituras para poder identificar los errores de la Teología de la prosperidad y así confrontarlos valientemente a la luz de la Palabra de Dios.

¡Estudiemos, pues!

LA DOCTRINA DE LA IGLESIA

En primer lugar, hablemos de la eclesiología. En los círculos de la prosperidad la Iglesia deja de ser la congregación del pueblo peregrino de Dios para convertirse en un exitoso negocio centrado en la autoestima, la influencia mundana y la comercialización de productos religiosos. El cielo ya no es la esperanza de la gloria venidera del Reino de Dios, sino una realidad para ser vivida y disfrutada aquí y ahora. La perspectiva escatológica del cristianismo se pierde y la iglesia se convierte en un asunto puramente terrenal (al igual que se hizo en la cristiandad medieval). “¡Olvida el futuro!”, dicen, “¡El presente es lo único que importa!”

Dada esta perspectiva enteramente mundana, de un plumazo los pobres y necesitados son expulsados de la alta sociedad de la prosperidad cristiana y sustituidos por los ricos, los adinerados, los prósperos y por aquellos considerados lo suficientemente buenos como para formar parte de su ‘club de la felicidad’. El mensaje desde el púlpito ya no es ‘Cristo y éste crucificado’, sino ‘Tú y lo tuyo glorificados’. La fe, por consiguiente, se convierte en un asunto puramente egocéntrico donde el discípulo sólo procura su propio beneficio. Ya no existimos para la gloria de Dios. ¡Él existe para nosotros!

Aunque el Evangelio de la prosperidad se ha infiltrado en una amplia gama de denominaciones cristianas, hay un denominador común en cuanto a su gobierno, esto es, un líder autoritario y carismático en la parte superior de la estructura piramidal de poder que disfruta de una ‘conexión directa’ con el Todopoderoso. Estos líderes se especializan en exageraciones, eufemismos y repeticiones en el púlpito para manipular emocionalmente a las masas y asegurarse de que cualquier persona en la iglesia que se atreva a cuestionar lo que dice el predicador es del diablo. En este sistema- fabricado por el hombre- las visiones, los sueños y la profecía personal reemplazan la autoridad de la Biblia; y al ideal de la Reforma del sacerdocio universal de todos los creyentes se le asesta un golpe de gracia final.

Dado que las Iglesias de la prosperidad rechazan la enfermedad, la pobreza y la escasez y la tachan de ‘falta de fe’, una culpabilidad impregna a los hermanos que sufren, ya que consideran que están cayendo en el pecado de la incredulidad. ¿Tienes una fractura de cadera? ¿Un dolor de cabeza? ¿Una nariz que sangra? ¿Llevas gafas? ¡Sólo confiesa tu pecado y serás sanado! O siempre puedes ir a la tienda de recuerdos de la iglesia para comprar un pañuelo ungido y personalmente bendecido por el pastor (el cual está demasiado ocupado para hablar contigo) o una botella de aceite de oliva firmada por tu evangelista favorito o alguna oferta limitada de agua bendita recientemente importada del río Jordán. Suena ridículo, ¿no es así? Pero esa es la cruda realidad de lo que está pasando hoy en día en estos clubes de negocios religiosos. ¿Nos reímos o lloramos? Esta- lamento tener que decirlo- no es la Iglesia del Nuevo Testamento. La casa de nuestro Padre se ha convertido, una vez más, en una cueva de ladrones que se alimenta de la desgracia de los demás (Mateo 21:13).

Al analizar estas perturbadoras realidades en el mundo de la Iglesia contemporánea, he llegado a la siguiente conclusión: el Evangelio de la prosperidad nos lleva de regreso a Roma. ¿Qué quiero decir con eso? Quiero decir que la creciente estructura jerárquica y autoritaria de la política y la actividad de la Iglesia de la prosperidad , su doctrina herética y errónea respecto de Dios y de Cristo (y el consecuente déficit de profundidad teológica), la falta total de una saludable autocrítica constructiva, la desaparición del sacerdocio universal de todos los creyentes, el abuso de los mecanismos de la culpa, y la comercialización de artefactos religiosos, nos están llevando de regreso a los días de la pre-Reforma. Estamos volviéndonos a la religión de las indulgencias católicas de Juan Tetzel, y escupiendo en el rostro de Lutero.

LA DOCTRINA DE MISIONES

En segundo lugar, nos enfocaremos en la misiología. En pocas palabras, las misiones del Nuevo Testamento y las misiones de la Teología de la prosperidad se parecen tanto la una a la otra como la tiza al queso. En los círculos de la prosperidad, el primitivo kerygma (proclamación) de arrepentimiento y fe en Dios para salvación eterna es rechazado por un mensaje de ‘siéntete bien’ que masajea el ego y hace del hombre un dios. El infame Kenneth Copeland dijo, “No tienes un dios en ti, tú eres uno.” Este tipo de pensamiento es la manifestación de una religión totalmente basada en caprichos humanos y antojos carnales. Así que, ¡olvídate de convertirte en una nueva criatura! ¡Simplemente sé un dios! ¡Esa sí es la misión real! ¿No fue ésta la mismísima misión que la serpiente entregó a Eva en el Edén? “¡Sé una diosa!” (Génesis 3:5).

El discipulado también es muy distinto en el Evangelio de la prosperidad . En lugar de obedecer al Señor con un amor libre por su gracia soberana, se anima a los santos de Dios a obedecer por lo que pueden obtener del Señor. Su razonamiento es algo así: “Si me mantengo en santidad, un día voy a estar en una plataforma sanando a miles de personas, o si me mantengo alejado del pecado, Dios se verá obligado a derramar una indescriptible bendición sobre mi vida”. Esta mentalidad es lo que el Nuevo Testamento describe como el Evangelio de ‘panes y peces’. Se trata de un Evangelio que se centra en el ego (yo) humano. Multitudes seguían a Jesús y estaban dispuestos a hacerlo siempre y cuando vieran milagros, señales y prodigios, y tuvieran pescado y pan para comer antes de irse a casa. Pero en el momento en que Jesús comenzó a hablarle a la multitud sobre la importancia del auto-sacrificio y el martirio para la causa de Cristo, todos desaparecieron (Juan 6:66). ¿Cuántas personas seguirían de manera voluntaria a Cristo si no obtienen nada a cambio excepto el rechazo, la angustia, el odio y la muerte? Pocos, contestarás. Pero esos pocos son los verdaderos discípulos. Abrazan la misión de Jesús cueste lo que cueste.

Otro importante desafío al concepto tradicional de las misiones tiene que ver con el Reino de Dios. La Teología de la prosperidad tiende a inclinarse hacia un entendimiento de la escatología centrada en disfrutar de ‘tu mejor vida ahora’, en lugar de predicar con entusiasmo sobre la inminente Segunda Venida del Señor Jesucristo. Históricamente hablando, es interesante observar cómo la Iglesia perseguida siempre ha puesto mucho énfasis en la gloria que viene (como la Iglesia anterior a Constantino o las iglesias subterráneas de hoy en Rusia, China y Corea del Norte, etc.), mientras que las iglesias con estabilidad financiera, las cuales están políticamente establecidas en el mundo, se centran en temas no escatológicos, tales como la psicología, el sentimentalismo y el éxito social. La ansiosa expectativa futura por la anunciación del Reino eterno de Dios se echa a un lado en nombre del presente. En otras palabras, Abraham fue un necio por haber esperado una mejor ciudad cuyo arquitecto y constructor era Dios (Hebreos 11:10), lo que debería haber hecho es quedarse en Ur y hacer una institución de sí mismo.

Y, como última observación, la forma de las misiones es notablemente diferente de la del Nuevo Testamento. Las misiones primitivas fueron llevadas a cabo por hombres (y mujeres) pobres y arruinados que no poseían nada más que fe en Cristo; no por intrigantes empresarios y estrellas religiosas de televisión vestidos con llamativos trajes de diseño y joyas caras. Aquellos primeros creyentes eran verdaderos testigos de la verdad. Su forma de predicar- y creo que estarás de acuerdo conmigo- está a un millón de años luz de distancia del mensaje de la Prosperidad, el cual es un anuncio de éxito, triunfalismo y conlleva una fuerte negación de la teología del sufrimiento/dolor.

CONCLUSIÓN

Con todo, nuestro estudio sirve para demostrar la perversión del cristianismo auténtico llevada a cabo por una escuela de pensamiento (y de práctica) que poco tiene de la aprobación del Espíritu Santo.

El Evangelio de la Prosperidad , para ser fiel a sus moribundas y agonizantes raíces evangélicas, debe volver al verdadero mensaje de las misiones, es decir, el arrepentimiento y la fe; promover los valores del verdadero discipulado; enfatizar la pronta venida de Cristo; y recuperar algo del espíritu de los primeros discípulos.

Tal y como está en este momento, la Teología de la Prosperidad está tan lejos del verdadero Evangelio como cualquier otra ideología mundana. Volver al Evangelio verdadero debería ser la preocupación principal para los predicadores de prosperidad contemporáneos.

El Evangelio de la prosperidad , pues,ofrece una eclesiología y una misiología totalmente distintas al legado que hemos recibido de nuestros queridos antepasados protestantes, los cuales se negaron a moverse ni un milímetro de lo que decía la Escritura. Pero, a pesar de este preocupante estado de las cosas, confiemos hermanos, porque el Rey Jesús sigue declarando: “Edificaré mi iglesia y las puertas del Hades (y las puertas del Evangelio de la Prosperidad ) no prevalecerán contra ella” (Mateo 16:18).

(Traducido por Julian Esquinas)

Autores: Will Graham

Creative Commons License

 

*Este artículo ha sido tomado de PROTESTANTE DIGITAL.

Publicado en Protestante Digital, Will Graham | Etiquetado , , , | Deja un comentario